Página Principal de La Purísima

Día Segundo

La Novena de la Purísima Concepción de María.

Virgen de Cuapa

Canta Helena Gadea

 

DIA SEGUNDO

 

1.- CANTO:

 

2.- ORACIONES INICIALES

(De pie)

Todos:

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios Nuestro. En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Todos:

YO CONFIESO ante Dios Todopoderoso y ante vosotros hermanos, que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión; por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. Por eso ruego a Santa María, siempre Virgen, a los ángeles, a los Santos y a vosotros hermanos, que intercedáis por mí ante Dios Nuestro Señor Amén.

 

3.- PETICION:

ESCUCHAD ¡OH TIERNA MADRE!

De tus hijos el clamor,

Te pedimos nos protejas

Con tu Manto Salvador.

Pobre el hombre que no alcanza

Tu divina protección

Y tu nombre no grabado

En su pobre corazón.

Para dar luz Inmortal Siendo Vos alba el día.

Todos:

Sois concebida María sin Pecado Original.

 

4.- ORACION PARA TODOS LOS DÍAS:

¡Oh Reina de los ángeles y de los hombres, Purísima Virgen María, la más bella, encantadora y tierna de todas las criaturas hechas por Dios!

En Vos no hubo doblez, ni odio, ni engaño, ni calumnia, ni injusticia de ninguna clase, porque Dios quería a su Madre el ser más perfecto, para que nosotros sus hijos, imitando su manera de vivir, lleguemos a ser como ella.

Te damos gracias, ya que por Vos hemos recobrado la amistad de Dios que perdieron nuestros primeros padres en el Paraíso Terrenal.

Te alabamos porque Dios te escogió para ser su Madre y Madre nuestra.

Bendita seas porque en tu vientre purísimo Dios se hizo hombre para estar muy cerca de nosotros y de nuestros problemas.

Te rogamos Purísima Señora que nos enseñes a conocer verdaderamente a tu Hijo Jesucristo; a profundizar su Palabra que apasiona grandemente a quienes con sinceridad la meditan y la ponen en práctica.

Haz Señora, que cada día de esta Novena, aprendamos a comprender, amar y respetar y amar a nuestro prójimo. Amén

 

5.- CANTO:

 

6.- LECTURA:

(Sentados)

Evangelio según San Lucas 1, 26-38;

LA ENCARNACIÓN DEL HI JO DE DIOS EN LAS ENTRAÑAS DE LA VIRGEN MARIA

Al cabo de seis meses, Dios envió al ángel Gabriel donde una joven Virgen llamada María, que vivía en una ciudad de Galilea, llamada Nazaret y que era prometida de José, de la familia de David.

Entró el ángel a su casa y le dijo: «Dios te salve, llena de Gracia; el Señor está contigo»

Estas palabras le impresionaron y se preguntaba qué quería decir ese saludo.

Pero el ángel le dijo: «No temas María porque has encontrado el favor de Dios. Vas a quedar embarazada y darás a luz a un hijo, al que pondrás el nombre de Jesús. Será grande entre los hombres y con razón lo llamarán: Hijo del Altísimo. Dios le dará el trono de David, su antepasado. Gobernará por siempre el pueblo de Jacob y su reino no terminará jamás».

María dijo entonces al ángel. ¿Cómo podré ser madre si no tengo relación con ningún hombre?

Contestó el ángel: «El Espíritu Santo descenderá sobre Ti y el poder divino te cubrirá con su sombra, por eso tu hijo será Santo y con razón lo llamaran Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel: en su vejez ha quedado esperando un hijo, y la que no podía tener familia se encuentra ya en el sexto mes de embarazo; porque para Dios nada es imposible».

Dijo María: «Yo soy la esclava del Señor hágase en mi según tu palabra».

Después de estas palabras el ángel se retiró.

 

7.- CONSIDERACIÓN:

La Virgen María escuchó la palabra de Dios y se sometió a los planes del Señor, aunque eran diferentes de los planes que ella tenía.

La Virgen siempre dijo «sí» al Señor y se dedicó a amarle y a servirle.

Procuremos imitarla en esa disposición para escuchar al Señor y en la obediencia a su voluntad.

AQUÍ SE HACE LA PETICIÓN

(Un rato de silencio)

 

8.- TRES AVES MARÍAS

Primera Avemaría:

Dios te salve María Santísima, hija de Dios Padre,

Virgen Purísima antes del parto,

alcánzanos Señora la virtud de la fe:

DIOS TE SALVE MARIA... (Cantada).

Segunda Avemaría:

Dios te salve María Santísima, madre de Dios Hijo,

Virgen Purísima en el parto,

alcánzanos Señora la virtud de la esperanza:

DIOS TE SALVE MARIA... (Cantada).

Tercera Avemaría:

Dios te salve María Santísima, esposa de Dios Espíritu Santo,

Virgen Purísima después del parto,

alcánzanos Señora la virtud de la caridad:

DIOS TE SALVE MARIA... (Cantada).

 

9.- OREMOS:

(De pie)

Oh María Inmaculada, ejemplo vivo de generosidad al dar tu aceptación para que de ti naciera Jesucristo nuestro Salvador.

Haz Madre nuestra, que también en nosotros nazca tu Hijo por la aceptación de su palabra que se resume en amarle y servirle, amando y sirviendo a nuestros prójimos.

Ayúdanos Purísima Señora a ser siempre gratos a los ojos de Dios y que el Espíritu Santo descienda sobre nosotros. Amén.

 

10.- LA JACULATORIA DE ESTE DIA SERÁ:

Dios te Salve María, llena de Gracia.

 

11.- CONCLUSIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

¡Bendita sea tu pureza

y eternamente lo sea

pues todo un Dios se recrea

en tan graciosa belleza!

A Ti celestial Princesa,

Virgen Sagrada María,

te ofrezco en este día:

alma, vida y corazón

¡mírame con compasión

no me dejes Madre mía!

 

12.- CANTOS Y ALABADO FINAL

ALABADO FINAL

Alabado sea el Santísimo

Sacramento del Altar

Y María concebida

Sin pecado original. ( 3 veces)

Alabemos a la Reina,

De la corte celestial,

Que es María concebida

Sin pecado original.

Y los Ángeles del cielo

Cantan hoy con alegría

Y nosotros en la tierra,

Alabamos a María.

Démosle al contrario guerra

Cantando con alegría,

¡Viva en los cielos y tierra

La Concepción de María!

Amén, Jesús y María,

San José es mi compañía,

Pues María es mi abogada,

Hasta en la última Agonía.

¿Quién causa tanta alegría?

¡La Concepción de María!

¡Viva la Concepción de María!

¡Viva, viva, viva!