VIDEOS  Y FOTORREPORTAJES

<< Portada (Español)

<< Frontpage (English)

Introducción


Jesucristo antes de morir en la cruz se dirigió a su Madre y al Apóstol Juan y dijo: "Mujer, ahí tienes a tu HIjo"; "Hijo, ahí tienes a tu Madre".  De esta manera Jesús nos da a María como Madre de cada uno de nosotros los humanos y como consecuencia Madre de la Iglesia.  María ha estado presente en la Iglesia desde sus orígenes.  El buen Jesús nos envía siempre a su madre para ayudarnos y consolarnos en tiempos difíciles.  

La función evangelizadora de la Virgen Madre en la vida de la Iglesia está testimoniada desde los inicios de la comunidad cristiana. La historia del Pueblo de Dios refleja el amor filial que los hijos de la Iglesia profesan desde siempre a Santa María. ¡Y es que es el mismo Señor Jesús quien, desde lo alto de la Cruz, nos señala el camino que debemos seguir para mejor llegar a Él: la piedad filial a María Santísima!   Siempre que la virgen se ha aparecido en algún lugar del mundo es para darnos consejos y mensajes de amor.

Las apariciones de la Madre de Nuestro Señor Jesucristo y Nuestra Madre Santísima, La Virgen María, han sido "muchas" a través de los siglos.  

La tradición religiosa católica recoge como primera aparición Mariana registrada la llamada "Virgen del Pilar". Documentos del siglo XIII hacen mención a la antigua historia de la aparición de la Virgen María, estando ella viva en Jerusalén, al apóstol Santiago "el Mayor" cuando éste predicaba en tierras españolas, concretamente en Zaragoza, junto al río Ebro.   

Luego se tienen registrada numerosas apariciones en todos lo continentes de la Tierra.  A continuación se mencionan algunas de ellas:

  • La Virgen del Rosario a Santo Domingo de Guzmán, 1208.
  • La Virgen del Carmen a San Simón Stock, Santo Carmelita, 1246.
  • La Virgen de Guadalupe a San Juan Diego en el Tepeyac, México, 1531.
  • Nuestra Señora de Velankanni en India, Siglo XVI y XVII.
  • Nuestra Señora de La Vang en Vietnam. 1798 a 1898.
  • Nuestra Señora de Las Victorias al Padre Genettes, Paris, Francia, 1836.
  • Nuestra Señora de Lourdes a Santa Bernardita, Francia, 1858.
  • Nuestra Señora de Fátima, Portugal, 1917.
  • Nuestra Señor de Akita, Japón, 1973.
  • María Virgen y Madre Reconciliadora de todos los Pueblos y Naciones, Betania, Venezuela, 1976
  • La Virgen de Cuapa a Bernardo Martínez, Nicaragua, 1980
  • Madre del Verbo (Kibeho), Ruanda, África, 1981.

A través de este sitio en la  Internet se nos ofrece la oportunidad de llevar a millones de personas en el mundo el mensaje amoroso de La Virgen de Cuapa, tal y como ELLA se  lo trasmitió a Bernardo en numerosas apariciones en un pequeño poblado del interior de Nicaragua en el año 1980 , cuando la situación de este país era muy similar a la que vive en estos momento de la historia.   

Estamos convencidos que, al igual que la evangelización constituyente, la Nueva Evangelización debe estar signada por la intercesión y la presencia maternal de María Santísima. Es, pues, el amor filial que brota del Reconciliador el que nos anima a presentar este sitio Mariano como un lugar de encuentro con aquella que es la Madre de la Iglesia.

Es nuestro deseo que los documentos, oraciones, cantos, poemas, videos y demás subsidios que aquí se encuentran sean medios concretos que nos permitan acrecentar nuestro amor filial y decir cada vez con más fe: SANTÍSIMA
VIRGEN, vos sos mi Madre, la Madre de todos nosotros los pecadores.

Esta página está en constante crecimiento.   Si tienes algún comentario o deseas contribuir con alguna idea escribenos


"Declaramos, pronunciamos y definimos que la doctrina que sostiene que la Santísima Virgen María, en el primer instante de su concepción, fue por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente en previsión de los méritos de Cristo Jesús, Salvador del genero humano, preservada inmune de toda mancha de culpa original, ha sido revelada por Dios, por tanto, debe ser firme y constantemente creída por todos los fieles."

Dogma proclamado por el Papa Pío IX, el 8 de diciembre de 1854, en la Bula Ineffabilis Deus.


Derechos Reservados www.cuapa.com © 2008

La reproducción total o parcial, de los contenidos de esta web sin previa

autorización está terminantemente prohibida.

Mejor resolución de pantalla: 1024 x 768 pixels